¿Cómo evitar que tu portátil se caliente en verano?

¿Cómo evitar que tu portátil se caliente en verano?

¿Tu portátil se calienta en verano Sigue estos consejos para evitarlo

Las altas temperaturas, el ambiente cargado y sofocante junto con la forma o el modo de uso provocan que la temperatura media se eleve por encima de lo normal.

Si te sigues identificado con estas situaciones en LQN SOLUCIONES, expertos en mantenimiento informático vamos a darte unos consejos y verás que lo notarás en cuanto a un mejor rendimiento:

¿Existe algún tipo de software que ayude a controlar la temperatura?

Efectivamente, igual que en los móviles, a veces tal vez por un mal ajuste interno o por un fallo en el rendimiento puede repercutir y verse reflejado en un sobrecalentamiento del portátil. Estaría bien que para poder corregir este problema procedas a instalar un programa, un software al fin y al cabo dedicado a controlar la temperatura.


¿Es recomendable un overclocking?

¿Sabes lo que significa? A ver, en el mundo de la informática, el término ‘overclockear’ es sinónimo de aumentar la frecuencia de la unidad central de procesamiento con el objetivo de conseguir mejorar el rendimiento del equipo. Este tipo de práctica a veces, supone un peligro, ya que hay fabricantes que venden una especie de productos desbloqueados para quien quiera realizar esta práctica. También existen tiendas que cancelan la garantía si ven que han sido dañados por esto.

Si decides overclockear para tu portátil, en LQN Mantenimiento Informático os garantizamos que la temperatura de tu portátil aumentara justo lo que queremos evitar y más en pleno verano. No pongáis al límite a vuestro equipo.


Bajar el brillo de tu pantalla ¿funciona?

Que mejor ejemplo que compararlo con tu móvil. Poner el brillo al máximo exige un mayor rendimiento del equipo, además de lograr que consuma un mayor porcentaje de batería y por ende un aumento de la temperatura. Si lo mantienes por debajo del máximo, notarás como se enfría antes o al menos verás que su temperatura no se eleva tanto o tan rápido.


Ajusta el procesador

Lo primero, haz clic en el icono de la batería. Normalmente suele encontrarse en la parte inferior derecha del equipo, una vez ahí pulsa “más opciones de Energía”. Una vez dentro de ese ítem, verás desplegado los planes de energía del sistema y el que actualmente está en funcionamiento. Ahora simplemente debes seleccionar la opción de “Cambiar la configuración del plan” y pulsar a “configuración avanzada de energía”.

Llegaréis entonces una vez realizado todos estos pasos a la ventana de “Opciones de Energía”, y es en este desplegable donde debes buscar; “Administración de energía del procesador” > Estado máximo del procesador.

Aquí es donde realmente podrás cambiar el porcentaje de los dos parámetros: el de la Batería y el de la Corriente Alterna. Lo ideal que os recomendamos desde nuestra experiencia es que ambos estén entre el 70% y el 90%, y lo recomendado el 80%.


Cuidado con mantenerlo mucho tiempo en una superficie

Sabes de lo que te hablamos ¿Verdad? Tu portátil lo agradecerá. En verano evita mantenerlo sobre todo si este puesto en una superficie de madera, cristal o la colcha de la cama y mucho menos en tu regazo.

Si observas la estructura, te darás cuenta de que muchos tienen varias rejillas, una más fría (por donde entra el aire) y otra más caliente (por donde sale el aire). También están diseñados para expulsar el aire caliente que permanece en la superficie, pero pueden calentarse para expulsar más aire caliente durante las altas temperaturas del verano.

Cuidado con mantenerlo mucho tiempo en una superficie


Limpia el portátil a fondo

Los problemas de sobrecalentamiento pueden resolverse simplemente limpiando el ventilador.

Muchos portátiles están equipados por el fabricante con programas especiales que permiten limpiar los ventiladores automáticamente.

Sin embargo, para los ventiladores muy sucios, se recomienda la limpieza manual. Antes de iniciar el proceso de limpieza, apaga el ordenador y espera a que se enfríe. Esto es muy importante, de lo contrario se corre el riesgo de dañar los componentes de hardware más sensibles.

A continuación, lo mejor es utilizar una aspiradora con boquilla de goma con velocidad y potencia ajustables. La velocidad debe ajustarse en la posición más baja. Si no dispones de una aspiradora, utiliza una lata de aire comprimido para eliminar el polvo atrapado en las grietas del sistema de refrigeración del portátil.

No olvides limpiar también el sistema de refrigeración interno, ya que el polvo y la pelusa pueden acumularse en los orificios de ventilación. Puedes utilizar una lata de aire comprimido para evitar que el portátil se abra.


¿Qué otros consejos seguir?

  • No utilices el portátil sobre tus piernas, ya que esto libera el calor de tu cuerpo y bloquea los orificios de ventilación situados debajo del portátil.
  • No utilices los portátiles sobre superficies irregulares, como mantas, cojines o camas, ya que esto interrumpe la circulación del aire.
  • También debes evitar usar tu portátil en lugares como playas y parques, ya que grandes cantidades de polvo, arena y otros elementos externos pueden entrar en el interior y alterar el sistema de refrigeración del portátil.
  • Apaga el portátil si no lo utilizas durante varias horas y ponlo en modo de hibernación si no lo utiliza durante un período de tiempo aún más corto.
  • No utilice los ajustes de “máximo rendimiento” o “overclocking” en los portátiles cuando no sean necesarios. Por ejemplo, para tareas que no requieren recursos, como navegar por Internet, ver imágenes o utilizar un procesador de textos.

Si ninguna de estas soluciones ayuda a reducir el calor de tu portátil, es aconsejable llevarlo a un técnico profesional para averiguar si el componente defectuoso debe ser reemplazado.

5/5 - (22 votos)