Terapias cuánticas: sanar con energía

Terapias cuánticas: sanar con energía

Aprende que es la terapia cuántica

Misteriosa y enigmática, la terapia cuántica tiene que ver tanto con el cuerpo como con la mente. Esta medicina alternativa propone tratar con la energía y las vibraciones emitidas por el ser humano.

Como su nombre indica, la terapia cuántica tiene su origen en los descubrimientos de la física cuántica, en particular los famosos “campos de energía”. Considera al individuo como un todo y, sobre todo, como sede de vibraciones, generadas por fotones o partículas de luz, sobre las que se propone actuar para liberar al ser humano del dolor o de los bloqueos psicológicos.

Desde 1970 y los descubrimientos del biofísico alemán Fritz-Albert Popp sobre la emisión por parte de las células humanas de “biofotones” y, por tanto, de un campo energético en el cuerpo humano y alrededor de él, la medicina cuántica ha intentado proponer una nueva respuesta terapéutica.


¿Cómo funciona la terapia cuántica?

ALMUDENA DUEÑAS, experta en el campo de terapias holísticas, explica la terapia cuántica es un tratamiento que se realiza a personas para sanar ciertos aspectos de su vida. La curación es guiada por los ángeles, arcángeles y guías espirituales de cada persona.

A través de la sanación cuántica angelical se pueden sanar las relaciones físicas, espirituales, emocionales, personales y familiares. Su objetivo es lograr la armonía en todos los aspectos de la vida de una persona.

¿Cómo se logra esto? el profesional entrará entonces en comunicación con el campo de información del individuo, del que él mismo recibirá energía. Es un relé que permitirá que el mensaje que lleva la sanación encuentre su camino.

Para él, “todo es información y todo es vibración” y el origen de una enfermedad no reside en un fallo biológico de las células, sino en los intercambios electromagnéticos entre ellas. Los síntomas son entonces la expresión de un desequilibrio en estas comunicaciones.

Desequilibrios que el propio ser humano puede corregir con la sola fuerza de su energía. Es difícil entender el mecanismo que realmente funciona en estas sesiones, pero las terapias cuánticas interesan a cada vez más personas, que sienten curiosidad por encontrar nuevas formas de tratarse y están dispuestos a abandonar su mente cartesiana.

¿Cómo funciona la terapia cuántica?


¿Para qué sirven las terapias cuánticas?

Sensibles a las medicinas alternativas y a menudo decepcionadas con las respuestas terapéuticas de la medicina clásica, quienes acuden a las terapias cuánticas presentan patologías y expectativas muy diversas.

Los motivos de consulta van desde las dificultades para afrontar un duelo o la pérdida de un empleo hasta el deseo de perder peso o incluso dolores articulares o digestivos.


El transcurso de una sesión

Durante la primera sesión, el profesional de la terapia cuántica preguntará a la persona sobre su historia, los acontecimientos clave de su vida y también su historial médico (operaciones, enfermedades, tratamientos, etc.). El terapeuta entrará en un estado vibratorio para penetrar en el campo energético del paciente.

El tratamiento puede realizarse sentado o tumbado y no es necesario que el profesional establezca un contacto físico directo con el individuo. Estas sesiones tienen muchas similitudes con el chamanismo, una práctica que también sitúa la energía en tu centro.

También puedes apoyarte en varios dispositivos de biorretroalimentación cuántica. Hay varios de ellos, como la máquina de imágenes electrofotónicas SCIO, el sistema LIFE, pero también el Korotkov y el Mora.

A continuación, el paciente se conecta (con bandas atadas a los tobillos y las muñecas) a la máquina, que a su vez está conectada a un ordenador, que detectará cualquier problema energético y enviará una frecuencia correctora que restablecerá el equilibrio.

Estas sesiones también permitirían eliminar parcialmente los elementos tóxicos presentes en el organismo y regular la circulación energética. Se requiere un mínimo de tres sesiones para medir los efectos de este tipo de terapia.


¿Cuáles son los beneficios de la terapia cuántica?

La terapia cuántica se utiliza para proporcionar alivio mental, pero estos no son los únicos beneficios:

  • Reducir el estrés,
  • Deshacerse de la ansiedad y los pensamientos negativos,
  • Reducir el dolor físico,
  • Deshacerse de los traumas emocionales,
  • Recuperarse más rápidamente de las lesiones y enfermedades,
  • Aumentar la energía y el entusiasmo,
  • Relajarse profundamente,
  • Tratar los trastornos del sueño,
  • Liberar los bloqueos energéticos en la mente, el espíritu y el cuerpo,
  • Mejorar la visión,
  • Aliviar los calambres y espasmos musculares,
  • Mejorar el estado de ánimo, la paz y la felicidad,
  • Aumentar los sentimientos de alegría, la confianza en uno mismo y la claridad del propósito en la vida.

Una práctica que todavía busca una garantía científica

Aunque la física cuántica es una realidad científica, las medicinas alternativas que se basan en ella siguen sin convencerse. En cualquier caso, no pueden sustituir a una consulta con un médico cualificado y no debe interrumpirse ningún tratamiento sin su acuerdo.

Para el paciente, “ver” la expresión concreta de su trastorno en una pantalla puede ser una experiencia fascinante. Pero es importante recordar que el software de esta máquina está configurado por un ser humano.

Por lo tanto, es posible obtener resultados diferentes de una máquina a otra, en función de los ajustes, pero también de la máquina utilizada.

El otro gran problema es la falta de formación de quienes ofrecen la terapia cuántica, especialmente cuando la terapia propuesta se limita al uso de una máquina de biorretroalimentación. Un dispositivo que es a la vez una herramienta de diagnóstico y un instrumento de tratamiento.

Si bien se reconoce la veracidad de la premisa básica de la terapia cuántica, es decir, el enfoque vibratorio del cuerpo, la falta de retrospectiva y de estudios científicos fiables hace que sea necesario ser precavido.

4.8/5 - (25 votos)