El masaje erótico: un aliado para estimular el deseo

El masaje erótico: un aliado para estimular el deseo

El masaje es un momento de absoluta relajación que permite recargar pilas y dedicarse tiempo para uno mismo

En pareja, el masaje es un momento de complicidad que también ayuda a despertar la sensualidad y el deseo. Hay un masaje poco conocido que es aún más sensual y carnal que el clásico, ideal para parejas, los masajes eróticos son un auténtico potenciador de la libido y también permite ponderar nueva vida a tu sexualidad.

A continuación, te ofrecemos un artículo para probar esta nueva práctica:

¿Qué es el masaje erótico?

En primer lugar, el masaje erótico es un masaje naturista. Por lo tanto, la persona que recibe el masaje puede estar completamente desnuda.

El objetivo es llegar a la relajación y experimentar un momento de bienestar y relajación.

Por supuesto, no son las únicas emociones que buscas, de hecho, el masaje erótico tiene la particularidad de ser muy carnal. La sensualidad está ahí para despertar el deseo de los practicantes.

Generalmente practicado en pareja, el masaje erótico puede ser aprovechado simultáneamente, siempre que, por supuesto, cada uno esté de acuerdo y entienda bien de qué se trata.


¿Cómo practicar el masaje erótico?

Concretamente, es muy fácil. Ocurre como en un masaje clásico, la persona que recibe el masaje también masajea a su pareja. Esto puede hacerse simultáneamente o uno después del otro.

Sin embargo, debe haber mucho contacto físico e intercambio. No se trata sólo de invertir los papeles, sino de crear una comunión y una secuencia de movimientos.

Los masajes eróticos siguen siendo una práctica libre. Las piernas, la espalda, las manos, la cara, tantas posibilidades para disfrutar de este momento de bienestar. Además, el masaje erótico no es del todo un masaje clásico, ya que roza el erotismo.

Lo importante es vivirlo como un verdadero momento de intercambio, de relajación y de complicidad.

¿Cómo practicar el masaje erótico?

Claves de un buen masaje erótico

Para dar un masaje erótico, hay que saber escuchar lo que la otra persona dice, lo que dice su cuerpo, su piel y ser generoso.

En cuanto al tiempo, “lo determina la propia pareja, no hay un mínimo ni un máximo, lo único que importa es que les guste lo que están haciendo”.

Crea un ambiente íntimo

Para que el masaje erótico sea un momento agradable, la pareja debe estar perfectamente cómoda y relajada. Para conseguirlo, es importante que el entorno del masaje sea lo más cálido e íntimo posible.

La luz debe ser tenue y se pueden encender velas para calentar la habitación.

No dudes en hacer la habitación lo más acogedora posible. Por ejemplo, podéis daros un masaje mutuo sobre una manta suave. Esto es mucho más agradable y cálido que sábanas frías.

Por último, puedes poner música de fondo, ya que a algunas personas les resulta más relajante.


Una vela sensual para calentar el ambiente

El ylang ylang es un árbol cuyas flores tienen muchas virtudes, tiene propiedades calmantes y relajantes y son muy buenos estimulantes sexuales. Por eso el aceite esencial de ylang ylang es muy popular como aceite de masaje o como velas.

Inmediatamente te sumerges en una atmósfera de relajación, seducción y sensualidad.


Utiliza el aceite de masaje adecuado

El entorno es importante, pero la magia no puede producirse sin las herramientas adecuadas. Para el masaje erótico, necesitas un aceite esencial. No es imprescindible, pero sí muy recomendable para disfrutar de este intenso momento.

Con el aceite esencial, no hay límites para lo que puedes hacer y dejar que tus deseos se hagan realidad. Disponibles con olor a fresa, coco, piña colada, vainilla, caramelo, etc. Los aceites para masaje no dejan una película grasa.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se trata de un lubricante, sino de un aceite para masajes. Por lo tanto, no se recomienda su uso interno ni en zonas íntimas.


Cosquillas, ¿sí o no?

El masaje debe ser placentero para la pareja, y la risa suele provocar placer, mientras que el masaje erótico suele buscar la relajación, la calma y el deseo.

Por lo tanto, las cosquillas pueden incluirse si ninguno se opone.


Zona androgénica

Todo el cuerpo puede volverse erótico. Aunque los genitales suelen ser la parte más erógena, cuando se estimulan otras partes del cuerpo se siente el placer que puede provocar en otras partes del cuerpo.


Música, luz, olor

El objetivo del masaje erótico es crear una profunda intimidad entre tú y tu pareja.

Por lo tanto, todos los elementos que se puedan incluir para potenciar esta intimidad facilitan la experiencia. Tanto si se trata de un masaje erótico como de cualquier otro juego erótico, la pareja debe decidir dónde, en qué lugar, con qué música, luz y olor quiere encontrarse.


¿Cuáles son los beneficios del masaje erótico?

Como todos los masajes, permite:

  • Aliviar la tensión y los nudos musculares;
  • Proporcionar placer y rejuvenecimiento;
  • Experimentar un verdadero momento de relajación y bienestar;
  • Mejorar la circulación sanguínea y reduce el estrés.

Pero también para:

  • Descomprimir y participar en la autoaceptación;
  • Estimular la libido y el deseo;
  • Darte un momento de complicidad.

De hecho, hoy en día existen varios centros de masajes, a menudo con nombres exóticos, que pretenden ofrecer a las parejas procedimientos para un masaje erótico entre ellas. Estos masajes deberían ser positivos siempre que las parejas los encuentren interesantes y los perciban como una forma de juego en la relación.

Ahora ya sabes en qué consiste, sus beneficios y cómo practicarlo correctamente. No dudes en utilizar los accesorios de masaje si te produce placer y relajación.

Nada está prohibido, masajes en la cabeza, pies o espalda, ¡la elección es tuya! El masaje erótico es una excelente manera de reavivar la llama y el deseo mutuo con la pareja. Es un momento dedicado a la relajación, a la complicidad y también al amor que os tenéis. ¿Estás preparado para probarlo?

4.7/5 - (29 votos)